Elena

La zona de confort no va con ella, descubrió su verdadera pasión y decidió dejar a un lado su profesión para llevar a cabo lo que de verdad le hace sentirse viva.

Dicen que quien no arriesga no gana y Elena esto lo lleva a raja tabla, plasmando en sus diseños su personalidad con creaciones frescas y naturales en las que nos deja ver su espíritu salvaje, sin perder la elegancia que tanto la caracteriza.

Creatividad y naturaleza son dos conceptos que Elena no concibe por separado.

Anxela

Viajó para estudiar “Arte Floral” en la escuela catalana, pero el corazón le hizo regresar a sus orígenes.

 Su trabajo es música para los ojos y su energía la transmite con colores y utilizando elementos de la naturaleza más salvaje de Galicia.

El arte es un lenguaje y Anxela no puede estar callada. Para ella la imperfección es bella y le divierte arriesgar en sus creaciones.